Descubre el poder de tu cuerpo

0
88

En este relato quiero dar a conocer lo que se conoce como squirting o eyaculación femenina, porque… ¡Sorpresa! ¡Existe!

La eyaculación femenina consiste en la expulsión de un fluido a través de los conductos parauretrales “glándulas de Skene”, antes o durante un orgasmo. El origen y la naturaleza de dicho líquido está sujeto a varias teorías, realmente hay un debate abierto sobre este tema. Consiste en un líquido claro o transparente, en diferente cantidad y fuerza y de composición parecida al que expulsan los hombres a través de la uretra.

Dado que los profesionales de la medicina aún no han llegado a un consenso, en principio no me voy a extender demasiado en los aspectos técnicos, no pretendo dar una aburrida clase de anatomía, sino que nos vamos a centrar en los aspectos prácticos. No obstante si eres [email protected], más adelante entraremos a fondo en cuestiones técnicas.

Potencialmente todas las mujeres son capaces de experimentar el squirting, por una simple cuestión anatómica, sólo hace falta seguir unas pautas y usar correctamente su más potente órgano sexual… el cerebro.

Siempre he tenido curiosidad acerca de esto que denominan squirting, de “squirt” (chorro). Como muchos de vosotros, lo conocí visualizando vídeos en la Web y la verdad, la mayoría son muy forzados y artificiales, por lo que siempre lo traté con cautela y nunca “profundicé” demasiado en el tema en cuestión.

Hace unos añitos mi visión acerca del squirting cambió radicalmente, tuve contacto directo y húmedo con este “fenómeno”. Todo ocurrió durante una agradable velada, al apoyarme en una cama donde acababan de juguetear una pareja amiga. Les comenté que se les había caído una copa, pues la sábana estaba empapada, a lo que ella avergonzada dijo “sorry”. Enseguida comprendí de qué se trataba, pero no tuve la ocasión de verlo “en directo” hasta pasados unos días.

En un local liberal conocí a una pareja que se dedicaba a provocar squirting (entre otras artes) a las afortunadas chicas que lo solicitasen. Como el tema me interesaba bastante, entre copa y copa les hice un “tercer grado” para “empaparme” del asunto. El chico afirmaba que realizaba esta técnica con mucho éxito y hasta ahora no se le había resistido ninguna mujer. Profundizó en aspectos técnicos y las prácticas recomendadas, realmente todo fue muy interesante, recabé bastante información. Hicieron un show erótico, durante el cual le provocaron una eyaculación a una voluntaria, la cara de la chica era un poema. Realmente fue espectacular.

Mi curiosidad es insaciable, había leído bastante acerca de esto, me lo habían explicado personas expertas en la materia y lo había presenciado en directo. Pero me faltaba una experiencia en primera persona. No tardó en llegar, poco tiempo después conocí a una chica y durante el warm up me comentó que tenía facilidad para tener squirting, así que (permitidme que me salte los preliminares y la aburrida retórica) como le tengo aprecio a mi mobiliario, desempolvé una sábana de PVC que sólo había usado una vez e incluso había pensado deshacerme de ella, pero para la ocasión me vino que ni pintada. Entramos en acción, me llevé la sorpresa de que era multiorgásmica y tras unos cuantos orgasmos, me orientó acerca de cómo realizar la postura mediante la cual ella llegaba con facilidad a eyacular, una posición que estimula el punto G (¡existe!). Fue espectacular, por la cantidad de fluido y la fuerza con que lo expulsó. Entonces comprendí por qué a algunas mujeres les resulta embarazoso este tema y el motivo por el que algunos hombres pueden sentirse incómodos. Tuvo un bestial orgasmo acompañado de espasmos.

En realidad no tuve que hacer gran cosa, pues la pareja era una experta en estas lides. Posteriormente he tenido bastantes experiencias donde he conseguido que mi pareja tenga squirting, algunas por primera vez, realizando las técnicas adecuadas. Entraré más a fondo en estas técnicas en los siguientes artículos, donde explicaré como estimular correctamente a tu pareja para conseguir una eyaculación. También quiero abrir el debate acerca del multiorgasmo y el punto G, ambos masculino y femenino.

Para estimular el punto G y conseguir la eyaculación femenina, podemos utilizar vibradores destinados a este propósito. También podemos recurrir a una escort en Bilbao, donde existen verdaderas especialistas en este tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here